Arxiu d'etiquetes: autoestima

ASERTIVIDAD….

ASERTIVIDAD

ASERTIVIDAD…

Hay conceptos que, en mi opinión, sería aconsejable que nos fueran familiares a todos, pudiendo así aplicar sus contenidos estratégicos para vivir una mayor calidad de las relaciones interpersonales y, ya de paso también, mejorar nuestra autoestima.

La asertividad es uno de ellos, puesto que es una forma de comunicación que aumenta considerablemente el respeto hacia nosotros mismos, respetando también a los demás.

Pero… ¿en qué consiste la asertividad?

La asertividad es un recurso para comunicar de un modo respetuoso y oportuno de lo que yo siento, acogiendo con el mismo respeto lo que sienten los otros.

Aumenta la autoestima porque es una demostración de respeto hacia uno mismo y hacia los demás.

Es la habilidad para expresarnos de forma honesta, directa, respetuosa, defendiendo nuestros derechos sin atentar contra los derechos de los demás. Incluye la capacidad de decir “no” cuando quiero decir “no”, la capacidad de pedir favores y de hacer peticiones cuando lo necesito, la capacidad de expresar lo que siento (positivo o negativo) y expresar mis sentimientos.

Simplemente en una forma de comunicación que nos permite expresar nuestras opiniones, gustos e intereses de forma espontánea, defender nuestros derechos sin violar los ajenos, hablar de nosotros mismos sin sentirnos cohibidos, aceptar cumplidos sin pensar “tierra trágame” (sin sentir incomodidad), hablar con la gente abiertamente, pedir aclaraciones de las cosas y (importantísimo) poder decir “no”… La conducta asertiva se centra en ti mismo, teniendo en cuenta a los demás y nos permite conseguir nuestros objetivos al relacionarnos con ellos, sinperjudicarles.

Si sacrificamos nuestros derechos con frecuencia, estamos enseñando a los otros a que se puedan aprovechar de nosotros.

Muchas veces lo que nos genera conflictos con las personas no son los contenidos sino las formas. Las variables que mejoran las formas son: una expresión honesta (autentica y responsable “yo me siento” “yo actúo”), escucha respetuosa (activa y con empatía).

La asertividad consta de 4 pasos:

. Observación. Evitar juicios.

. Expresión de sentimientos. Nuestros sentimientos provienen de nuestras necesidades.

. Expresión de necesidades. Preguntarse que necesito yo en este momento.

. Petición. Me gustaría que… (Negociación).

Características de las personas asertivas:

-Son comunicativos con todo tipo de gente.

-Son positivos y negociadores, buscan los puntos en común que tienen con el otro.

– Sus gestos y tono de voz son firmes y seguros.

-Su mirada es directa y amable.

-No dejan que se aprovechen de ellos, pero tampoco pretenden aprovecharse de otros.

– Escuchan lo que el otro quiere decir (se ponen en su lugar).

– Son personas abiertas, en las que se puede confiar.

-Ponen límites a las conductas de los demás cuando se sienten invadidos.

– Expresan sus pensamientos con seguridad y con libertad, sin perder el respeto a los demás.

-Expresan sus opiniones de forma clara pero no intentan imponerla.

-Afrontan las críticas con serenidad, intentando encontrar el punto de aprendizaje.

-No atacan los derechos de los demás para conseguir lo que quieren.

-Se centran en los aspectos a resolver.

Al definir la asertividad como una habilidad, podemos entrenar dicha conducta. El primer paso para dicho entrenamiento consiste en identificar los tres estilos básicos en toda conducta interpersonal:

Estilo agresivo. La pelea, la acusación, la amenaza, y en general todas las actitudes que signifiquen agredir a los demás sin tener en cuenta sus sentimientos. Ventajas: la gente no pisa a la persona agresiva. Desventaja: no quieren tenerla cerca.

Estilo pasivo. Una persona que tiene una conducta pasiva permite que los demás la pisen, no defiende sus intereses y hace todo lo que le dicen sin importar lo que siente y piensa sobre ello. Ventaja: casi nunca se recibe un rechazo directo por parte de los demás. Desventaja: los demás se aprovechan de uno y se acumula resentimiento e irritación.

Estilo asertivo. La persona con este tipo de conducta defiende sus intereses, expresa sus opiniones y no permite que los demás se aprovechen de ella. Al mismo tiempo, es considerada con la forma de pensar y de sentir de los demás. Ventaja: se puede obtener lo que se desea sin ocasionar trastornos a los demás, se puede actuar a favor de los propios intereses sin sentirse culpable o equivocado por ello, dejan de ser necesarios la docilidad extrema o la retracción, el ataque verbal o el reproche. Desventaja: ninguna.

Publicado por Maria Pau Matas

Anuncis

PORQUE NOS FALTA CONFIANZA?

320157_267806206587990_267799626588648_731282_2072713557_n gat lleo

Hoy empiezo con una gran pregunta, que a veces, en su tiempo fue personal y que ahora me vuelve observando a gente maravillosa que acude a consulta y que tiene todos los recursos y características para sentirse bien con ella misma pero no lo consigue.

Nos vemos muchas veces a través de los ojos de los demás, o al menos eso creemos, porque en realidad no tenemos ni idea de cómo nos ven los demás, sólo proyectamos nuestras creencias, y les damos tanta fuerza que se convierten en realidad. Hacemos de ellas un espejo que nos devuelve la imagen mental que nos refleja nuestra propia imagen mental, y evidentemente, cruelmente, actuamos y convertimos en realidad ese personaje débil y vulnerable que no sabe que sabe.

No hay que mirar hacia fuera, basta con mirar hacia dentro, donde esta la grandeza, la exclusividad, la autenticidad del ser grandioso que somos cada unos de nosotros, seres únicos e idénticos en importancia a todos los demás. La individualidad forma parte de un todo mas grande, y el todo necesita cada particularidad.

No hay nada como ser uno mismo, sentirse uno mismo, ser coherente con uno mismo. Pero para eso hay que anular un poco la mente, la mente cargada de creencias y prejuicios heredados de generación en generación, ideas que nos han empequeñecido y han dado ppder a unos pocos.

Nadie es más importante que nadie. La única realidad es que sólo algunos son más felices porque han salido de esa cárcel mental formada por barrotes de falsas creencias y se han atrevido a doblarlas y sustituirlas por otras más vitales y liberadoras.

Cada cual tiene su papel y su misión de vida. Todos somos únicos e importantes porque sin cada uno de nosotros, en el tiempo que tenemos para vivir esta realidad, el mundo seria otro.

MªPau Matas. Psicóloga Col. 5261

El Helecho y el Bambú

                                                      images (2)  bambu

Un día decidí darme por vencido…renuncié a mi trabajo, a mi relación, a mi vida. Fui al bosque para tener una última charla con Dios. ‘Dios’, le dije. ‘¿Podrías darme una buena razón para no darme por vencido?’

Su respuesta me sorprendió…’-Mira a tu alrededor’, Él dijo.

‘Ves el helecho y el bambú?’ – ‘Sí’, respondí. ‘Cuando sembré las semillas del helecho y el bambú, las cuidé muy bien. Les di luz. Les di agua.

El helecho rápidamente creció. Su verde brillante cubría el suelo. Pero nada salió de la semilla de bambú.

Sin embargo no renuncié al bambú. En el segundo año el helecho creció más brillante y abundante y nuevamente, nada creció de la semilla de bambú.

-Pero no renuncié al bambú.’ Dijo Él.’En el tercer año, aun nada brotó de la semilla de bambú. Pero no renuncié’ me dijo.

‘En el cuarto año, nuevamente, nada salió de la semilla de bambú.’No renuncié’ dijo.

‘Luego en el quinto año un pequeño brote salió de la tierra. En comparación con el helecho era aparentemente muy pequeño e insignificante.

Pero sólo 6 meses después el bambú creció a más de 100 pies de altura (20mts). Se había pasado cinco años echando raíces. Aquellas raíces lo hicieron fuerte y le dieron lo que necesitaba para sobrevivir.

‘No le daría a ninguna de mis creaciones un reto que no pudiera sobrellevar’.

Él me dijo.

‘¿Sabías que todo este tiempo que has estado luchando, realmente has estado echando raíces?’. ‘No renunciaría al bambú. Nunca renunciaría a ti. ‘No te compares con otros’ me dijo.

‘El bambú tenía un propósito diferente al del helecho, sin embargo, ambos eran necesarios y hacían del bosque un lugar hermoso’.

‘Tu tiempo vendrá’ Dios me dijo. ‘¡Crecerás muy alto!’

‘¿Qué tan alto debo crecer?’ pregunté. ‘¿Qué tan alto crecerá el bambú?’ me preguntó en respuesta . ‘¿Tan alto como pueda?’ Indagué.

Nunca te arrepientas de un día en tu vida. Los buenos días te dan felicidad. Los malos días te dan experiencia. Ambos son esenciales para la vida. Continúa…

La felicidad te mantiene Dulce. Los intentos te mantienen Fuerte. Las penas te mantienen Humano. Las caídas te mantienen Humilde. El éxito te mantiene Brillante. Pero sólo Dios te mantiene Caminando…

Si no consigues lo que anhelas, no desesperes… quizá sólo estés echando raíces…